Llego la hora, a los 47 años de edad, Julian Ross ha cumplido su sueño y ha fallecido mientras disputaba un partido de la liga japonesa. El jugador japonés, a pesar de las recomendaciones médicas, se negó a abandonar el futbol, deporte en el que sus participaciones se limitaban a 5 minutos por partido.

A pesar de su dolencia cardíaca, Julian superaba todas las pruebas médicas que le permitían practicar deporte de forma profesional. 

Oliver Aton: Este último año, lo reanimábamos una media de 3 veces por entrenamiento, no podíamos entrenar, nos pasábamos todo el rato con el desfribilador.

Finalmente, el utillero del Mambo olvido cargar el desfribilador con lo que no pudieron reanimar a Julian, falleciendo en pleno terreno de juego.